Análisis: Florence

Corto a la par que intenso, Florence pertenece a ese grupo de obras que intenta abordar el género romántico desde una perspectiva menos idealizada de lo habitual, con sus vaivenes y sus dimes y diretes, con sus disputas y sus reconciliaciones, con su amor… y su dolor.”

Análisis escrito por Mario.

Echando la vista atrás, hace más o menos unos 500 días que completé Florence por primera vez. Vale, tal vez no fueron 500 días exactamente, pero por licencia poética diremos que sí lo fueron. El caso es que estaba en una de esas temporadas por trabajo en Ibiza, que los oyentes fieles de la Taberna conocéis ya bien, cumpliendo casi 3 meses alejado de mi casa, de mi familia y de mis amigos, con bastante carga laboral encima.

En esa tesitura, llegó Florence a mí, avalado por mi querido Pere “FZero”, al que suelo hacer caso en la mayoría de recomendaciones (tiempo mediante) porque no suele fallar. Baratito en la Play Store de Google (pues en aquel momento sólo estaba disponible para dispositivos móviles y tablets), con la promesa de que en menos de una tarde literalmente lo habría completado. Tentador cuanto menos para una persona con no demasiado tiempo, pero el ocio abierto cuando disponía de esos ratos, sin distracciones en el horizonte.

Recuerdo descargarlo en el trabajo, mientras acababa la jornada, y ponerme con él después de cenar, en la intimidad de mi habitación. Lo que vino después fueron 40 minutos de pura absorción con el título y, al acabarlo, casi media hora de lágrimas y reflexiones. Creo que eso es lo mejor que se puede decir de Florence sin destriparle nada a nadie y, a poco que os interese el juego, más o menos deberíais dejar de leer aquí y darle una oportunidad. Pero intentemos hacer algunas valoraciones sin cometer demasiadas osadías.

Al inicio de este artículo os comentaba que por licencia poética íbamos a decir que hacía 500 días exactos que me había disfrutado Florence. La importancia radica en que, una hora más tarde al terminarlo y ya más sereno, no me podía quitar de la cabeza lo mucho que la experiencia me había recordado al visionado de la película (500) días juntos, que dirigió un todavía poco experimentado Marc Webb y se proyectó en cines en 2009. Y razón no me faltaba: según Mountains, el estudio tras Florence, este film fue una de sus inspiraciones principales para desarrollar el videojuego que hoy nos ocupa.

(500) días juntos, igual que Florence, igual que otro título cortito y experimental como lo es Emily is Away (que ya comentamos en un Joyas Ocultas de la Taberna), igual que Blue Valentine (otra recomendadísima película), pertenece a ese grupo de obras que intenta abordar el género romántico desde una perspectiva menos idealizada de lo habitual, con sus vaivenes y sus dimes y diretes, con sus disputas y sus reconciliaciones, con su amor… y su dolor.

Es de esos productos que entiendes mejor si has tenido una relación romántica complicada alguna vez en tu vida, porque entonces comprendes y conectas. Esa misma corriente, no demasiado popular para el público, ha empezado a ganar notabilidad en los últimos años gracias a obras más reconocidas como La La Land (aquí disfrazado de musical y algo más edulcorado) o la reciente Historia de un matrimonio.

Ese tipo de obras, y es algo que tanto (500) días juntos como Florence trabajan muy bien, se abrazan como un dogma a una teoría psicológica del amor que se conoce como el triángulo del amor o la teoría triangular del amor de Sternberg (su autor). Resumiendo muy mucho, Sternberg nos intentaba explicar que las relaciones románticas se definen por tres características: intimidad, pasión y compromiso. Cada una de ellas gobierna en mayor medida en las diferentes etapas de la relación, siendo fácil observar que la pasión (tanto amorosa como física) reina en los comienzos, mientras que el compromiso para llevar una relación a largo plazo y la intimidad para estar cerca de tu pareja emocionalmente van ganando más peso más adelante. Hay parejas que no son capaces de superar el descenso de pasión tras los primeros años, otras que no se puede acoger al compromiso, otras que no alcanzan el grado de intimidad necesario… Y no suelen sobrevivir.

Lo que Sternberg al final nos intentaba explicar (y las obras que, quieran o no, se acercan a sus principios) es que las relaciones tienen unos procesos, unos flujos naturales, y si no podemos entrar en ese juego, aquello no va a durar o va a ser un campo de minas. Y si lo has vivido, sabes lo duro que es y entonces aquellas obras que llevo mencionando todo el artículo resuenan mucho más en ti, incluso aunque actualmente tengas una feliz relación de pareja.

Y, al final, esa es la mejor manera de vender Florence, la verdad. Contar cualquier cosa de su desarrollo, más allá de que se trata de una experiencia narrativo-jugable con más de narrativo que de jugable, sería una afrenta para vuestro disfrute. Encontraréis un apartado artístico dibujado muy destacable, un apartado sonoro bello y unos puzzles táctiles sencillitos, sí. Pero lo que hace grande a Florence no se puede explicar sin romper la experiencia. No por nada este juego estuvo nominado en su año en los Game Awards en la categoría por el Impacto Social.

Así pues, a poco que os haya resultado atractivo este artículo, deberíais darle una oportunidad al título, más si cabe con su salida el mes pasado en Switch y PC, plataformas que acogen su control táctil (o de click) sin problemas y ante las que se puede tener menos reticencias para jugar que en el móvil. Así que, haciendo lo que mi buen amigo Pere me hizo a mí un día, os diré: es corto, muy disfrutable, muy barato. ¿Qué más queréis?

Te gustará si te gustó: Emily is Away
Idioma: Español
Duración: entre media hora y una hora
PEGI 3

Trailer de Florene

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close